¡Hola, bienvenido a este espacio! Mi nombre es Ben Herrera y si estás aquí es porque me conoces y te invité a leer este post, o porque te interesa el mundo de las inversiones. De cualquier forma, te invito a que visites la sección de Introducción para que veas un video en donde explico porque decidí adentrarme en el mundo de las inversiones. 

En resumen, soy una persona que nunca le ha gustado trabajar para alguien más y siempre ha creído que la verdadera libertad financiera reside en decidir por uno mismo cuándo irse de vacaciones sin tener que pedirle permiso a nadie. Pero eso es harina de otro costal. 

En este espacio me voy a enfocar en el maravilloso mundo de la economía y las inversiones (lo sé, soy un nerd) y voy a compartir mucho del conocimiento que he adquirido durante el pasado año después de que tomé la decisión de empezar esta nueva carrera. 

Ser inversionista, algunos dirán, es la profesión mejor pagada del mundo. Eso no se refiere a que te vas a volver rico de la noche a la mañana, se refiere a que puedes tener ganancias a tu inversión muy superiores a las que cualquier institución financiera o negocio tradicional te pueden ofrecer. Por ejemplo, un par de operaciones bien analizadas y ejecutadas con un capital de 100 dólares americanos (USD) pueden generar de 10 a 20 USD en un sólo día. 

Nadie se vuelve rico con 20 dólares, por supuesto. Sin embargo, cuando lo pones en perspectiva es una ganancia del 10 al 20% sobre tu capital inicial que ningún banco o negocio te ofrece. Y si tu capital inicial es de 1000 o 10,000 USD, tu ganancia se multiplica 10 o 100 veces. 

¿Suena bien, no? Desafortunadamente, mucha gente cree que es así de sencillo y entran al mundo de las inversiones sin educarse primero. O existen muchos charlatanes en línea que te aseguran que si los sigues pronto podrás comprarte un Bentley y vestir Gucci todo el tiempo. 

Ser inversionista profesional no es fácil. Requiere mucho estudio, dedicación, paciencia y consistencia. También requiere desarrollar una enorme inteligencia tanto financiera como emocional. Sí, la psicología de cada persona afecta su desempeño. Yo por ningún motivo me considero un trader profesional aún. Y todo lo que compartiré en este blog es con fines educativos y no se debe de tomar como asesoría financiera. 

Este blog es principalmente una bitácora personal de lo que voy aprendiendo todos los días en este excitante mundo de la economía e inversiones. Lo comparto con el mundo por la simple razón de que yo creo que hay más personas como yo interesadas en aprender a ganar dinero con dinero y, porque no, quizá algún día, después de mucho caerse y levantarse, poder generar en unos minutos lo que ahora generas en un año. 

Una vez más te doy la bienvenida a este espacio en donde todos aprenderemos muchísimo sobre las fuerzas que mueven el mundo. Por favor dale click a las redes sociales en la barra de la derecha para que puedas seguir todas mis actualizaciones. 

Tu amigo y colega,

Ben Herrera

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.